Administradores de Fincas y Coronavirus

No recuerdo haber pasado en mi vida por una situación como esta.  Mi abuela de 102 años nacida en 1918 me cuenta lo que le dijeron sus padres con la famosa Gripe Española (que no se originó en España) del 1918, donde murieron unas 300.000 personas y más de 8 millones de gente infectadas, solo aquí en España. Y si te pillaba, pues te pillaba.

Una de las cosas que me están sorprendiendo es que existen personas muy concienciadas y otras que no lo son tanto, como por ejemplo esas personas que piensan que son vacaciones y por eso se van a la costa Mediterránea a disfrutar de las terracitas y lo que hacen es contagiar a otras personas.

Y uno de los ámbitos que veo más concienciado (aunque también hay excepciones) son los Administradores de Fincas.  Desde el Consejo General de Colegios Administradores de Fincas y de los diferentes Colegios Territoriales, desde un principio siempre han abogado por retrasar las reuniones de Juntas Ordinaria y Extraordinarias, evitar las reuniones presenciales en el despacho, Teletrabajo, etc. como por ejemplo.

Y la gran mayoría de Administradores de Fincas están concienciados, y no por el miedo a contagiarse, si no por evitar situaciones de riesgo innecesarios a los propietarios de las comunidades de fincas que administran con tanta dedicación.

Gracias a las nuevas tecnologías y a la mentalidad se puede trabajar a distancia sin dejar de ofrecer el servicio de calidad, mediante los teléfonos, correos electrónicos, videollamadas, Whatsapp y el teletrabajo.  Y de esto último quisiera hablar desde el ámbito de la protección de datos.

El teletrabajo es trabajar desde fuera del despacho, normalmente desde casa, es como trabajar en el despacho pero desde casa, por lo que se debería cumplir con el sistema de seguridad que se tiene en el despacho para proteger los datos personales que tratamos pero desde casa.  Pensareis que soy un poco cansino con el tema, pero es para que os concienciéis que aunque se trabaje desde casa es como estar en el despacho y seguir los sistemas de seguridad que se tiene en el despacho.

Esto que acabo de decir es muy obvio, pero os voy a poner un ejemplo.  Normalmente cuando realizamos el teletrabajo desde casa usamos dispositivos móviles particulares (ordenadores portátiles, tablets, móviles) que son los mismos dispositivos que usan nuestro hijos para ver Youtube o el Tic-Toc, donde están instaladas aplicaciones de juegos para tenerlos entretenidos, y sin contraseñas alguna.  Por lo que nuestros dispositivos son una puerta abierta a posibles ciberataques o robo de identidad.

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (ICIBE) existen varios riesgos de seguridad cuando usamos dispositivos móviles personales para uso profesional:

  • Perdida, robo o destrucción del dispositivo
  • Robo de credenciales
  • Pérdida de Información.
  • Conexión a Redes Inseguras (como por ejemplo a la wifi GRATIS, del bar)
  • Geoposicionamiento.
  • Usuarios (nosotros mismos)

Por cierto un breve paréntesis, os recuerdo que si pasa algo de lo descrito arriba, a eso se llama Brecha de Seguridad y tenéis que informar a la Agencia Española de Protección de Datos en las siguientes 72 horas.  Os dejo el link aquí del post donde hablé de esto

Para evitarlo se debe aplicar diferentes medidas de seguridad que los englobaría en:

  • Protección de la información.
  • Configuración de los dispositivos.
  • Protección de conexiones a redes externas

Y por ultimo definir y establecer una política corporativa de uso de dispositivos móviles personales.

Os pongo aquí el enlace a la guía que os estoy referenciado de INCIBE.  https://www.incibe.es/sites/default/files/contenidos/guias/doc/guia_dispositivos_moviles_metad.pdf

Y sobre todo mucho sentido común, muchos ánimos y fuerza desde TA Consulting Protección de Datos y entre todos venceremos el Coranovirus.

Si crees que este post puede ser de utilidad para otros compañeros de profesión, compártelo en tus Redes Sociales.

Y si quieres compartir tu experiencia en esta nueva situación, puedes hacerlo dejándonoslo en los comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *